Campos de concentración

Durante el siglo XX el internamiento de civiles por parte de los distintos estados se hizo cada vez más frecuente; alcanzó su clímax antes y durante la Segunda Guerra Mundial con los Campos de concentración nazis (1933-1945).

$10,00

Agotado

Durante el siglo XX el internamiento de civiles por parte de los distintos estados se hizo cada vez más frecuente; alcanzó su clímax antes y durante la Segunda Guerra Mundial con los Campos de concentración nazis (1933-1945). Se crearon campos de trabajo y de exterminio con el fin de mantener presos y exterminar a judíos, comunistas, anarquistas, socialistas, disidentes políticos, prisioneros de guerra, homosexuales y similares, gitanos, eslavos, testigos de Jehová, criminales comunes, republicanos españoles emigrados, personas con discapacidades y demás colectivos calificados como «inferiores» o «traidores» para el ideario nazi.

El término «campo de concentración» ganó muchas de las connotaciones del campo de exterminio, y es confundido como sinónimo. También ha sido reemplazado por eufemismos como «campo de internamiento» o «de reubicación», con independencia de las circunstancias de cada lugar.

Los más sangrientos fueron Auschwitz-Birkenau, Treblinka, Belzec y Dachau -entre otros 39 campos centros de concentración- donde morían 1000 personas por día.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Campos de concentración”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te recomendamos…

Conversación Abierta
Hola!
Hola!
¿Como te podemos ayudar?